Mes: marzo 2018

En el día Internacional de la Mujer: Aretha Franklin exige “Respect”

Creada por Otis Reding en 1965, Respect es una  una canción que tenía el sentido más abstracto de estima, la connotación tradicional, pero en la versión de Aretha Franklin, de 1967, ese respeto tenía una connotación de exigencia, incluso en una vertiente de de tensión sexual y sentimental.

Aretha Louise Franklin, conocida como «Lady Soul» (la Dama del Soul) o «Queen of soul» (la Reina del Soul), nació en en el seno de una familia problemática, con un padre predicador demasiado aficionado a la prostitución que se encargó de ella tras el abandono del hogar por parte de su madre y su hermano. Aretha lucho toda la vida contra las imposiciones de su padre y más tarde de sus parejas, tratando siempre de mantener su independencia personal y musical.

Se quedó embarazada por primera vez a la edad de 12 años y tuvo cuatro hijos con distintas parejas a lo largo de su vida. A pesar de sus problemas de salud sigue actuando convertida en un ejemplo digno de admiración para las mujeres afroamericanas.

Dan Serracas

 

Anuncios

Blues To The Bone, cuando Chicago pasa por Valladolid

portadargbBlues To The Bone, el segundo disco de Velma Powell & Bluedays, es un contundente  trabajo que destila blues auténtico por todos los poros, si los discos tuvieran poros, evidentemente. Lo cierto es que dando a la vez la razón a los puristas y los aperturistas del género, esta combinación del blues racial de Chicago, encarnado por Velma Powell, y la perfecta escolta musical de los vallisoletanos Bluedays, desafía cualquier comparación con cualquier lanzamiento discográfico de blues de los últimos años.

Velma lleva dos décadas afincada en nuestro país,  donde comenzó estudiando nuestra literatura clásica, dando clases de inglés y acompañando con su voz a diversas bandas madrileñas… por cierto, ninguna de ellas fue la Orquesta Mondragón del inefable Gurruchaga, tal y como corre por ahí, en un bulo que parece que nunca decrece a pesar de la impecable carrera de esta mujer enamorada del soul y el gospel, que un día decidió regresar a las raíces bluseras.

Conocido es el pedigrí de la Powell, en cuyo ADN se rastrea la herencia de bluesmen arquetípicos como Brownie McGhee y John Lee Hooker. Si a eso le sumas la rotundidad de su voz, su profundo sentimiento a la hora de interpretar la docena de temas, todos de factura propia, compuestos entre Velma, Blueadys y el batallador Jorge Otero ‘Jafo’, lo único que te queda es sentarte, escuchar y disfrutar. Bueno, o ir a escucharlos en directo, que es, sin lugar a dudas, la mejor de las opciones.

Blues de Chicago hecho en la meseta castellana, para pasmo y asombro de nuestras orejas, con todo el sentimiento de la música afroamericana, con Vela Powell a la voz, Mike Terry y Carlos Sanz a las guitarras, Jafo al bajo y Nacho Castro a la Batería, con colaboraciones de David García a la armónica y Paul San Martín a los teclados. Un disco de esos que se pueden recomendar sin miedo a reclamaciones, aunque obviamente, siempre habrá quien critique y despelleje, que para eso hablamos de blues. Contra eso, la mejor receta es: escuchar antes de opinar. Y tranquilos, que no defraudan.

Blues To The Bone ha sido editado por Red Hot Recordings y en estos días está siendo presentado en directo en una gira que recorre toda la península. Si quieres saber exactamente donde puedes disfrutar de este disco en directo puedes hacerlo aquí
http://redhotproducciones.com/blues-to-the-bone/

MLP para el blog de Dan Serracas

Un blues contra la locura de la guerra

A principios de marzo de 1965 el ejercito de los Estados Unidos puso en marcha la Operación Rolling Thunder, en la que más de cien cazabombarderos norteamericanos atacaron posiciones del Vietcong con una potencial de fuego arrasador. La operación iba a durar ocho semanas y el objetivo era doblegar a los norvietnamitas con una descarga de bombas y napalm nunca vista hasta el momento. Pero la resistencia de ‘charlie’ supero todas las expectativas y la Rolling Thunder se prolongó durante más de tres años, durante los que murieron decenas de miles de civiles, combatientes del vietcong y soldados norteamericanos.

Un año después el bluesman JB Lenoir, uno de los más comprometidos con la causa de los derechos civiles y la oposición a la guerra del Vietnam que devoraba la vida de miles de jóvenes afroamericanos, compuso Vietnam blues, un alegato contra la violencia ciega que asolaba el extremo oriente. Lenoir fallecería al año siguiente, tras un graves accidente de circulaci´ón, dejando una herencia de canciones con una fuerte carga ideológica como Eisenhower Blues, contra la política del presidente norteamericano, y Alabama Blues, contra la segregación racial.

Dan Serracas