La costurera que le puso el cascabel al gato. Un blues en Alabama

e837e39esentada_en_el_autobus_1600x1484El 1 de diciembre de 1955, Rosa Parks, una costurera que acababa de cumplir 42 años, regresaba a casa exhausta de una dura jornada laboral y harta de toda una vida de segregación racial. Rosa subió al autobús y se sentó en los asientos del medio, los que podían usar los negros si ningún blanco los requería. Cuando se llenó esa parte, el conductor le ordenó, junto a otros tres negros, que cedieran sus sitios a un joven blanco que acababan de subir y que ni siquiera lo había pedido.

La costurera dijo simplemente NO, un no cansado y un poco temeroso, pero un no con mayúsculas para la comunidad afroamericana que esperaba desde hacía muchos años un gesto de rebeldía. Sí, un gesto puede cambiar las cosas, ¿pero quién es el primero en atreverse a hacerlo? Rosa Parks se atrevió a ponerle ese cascabel al gato y su ejemplo provocó una oleada de protestas que no finalizarían hasta muchos años después, con la abolición de la segregación racial.

Este es el homenaje de Dan Serracas, con música de uno de los bluesman más concienciados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s